For old times’ sake

– No fumo, gracias.

– Disculpa, ya me había olvidado. ¿Cuánto hace, siete, ocho años?

– Lo dejé en segundo de carrera, poco antes de marcharme. Así que cuenta.

– ¡Malparit! ¿Cuantos pitillos te fumabas al día? Te recuerdo por las mañanas, sentado en el bar de la uni, cigarro en mano y el cortado de marras. Y Rilke, claro.

– También dejé  ese vicio.- Nick se ríe, sube las cejas, y abre los ojos grotescamente. La risa desata un mar de arrugas en su frente.

– ¿Cómo? – El doctor hurga en los bolsillos, acorde con un ritual privado que lleva acatando desde hace largo tiempo: rasgar los forros de todos sus abrigos.

– Dejé la escritura. Ahora me dedico a… ¿cómo se dice en cata…?

William coge el móvil, mientras hace señas a Nick Nightingale pidiendo su aprobación. Mi mujer.

– Digue’m, carinyo, què tens?- El doctor se pasa instintivamente la mano por la calva. Hace una pausa. Nick lo observa apático.- Ja t’ho he dit abans. Les claus del cotxe estan sobre la prestatgeria de l’entrada.- Anda a paso cómico, imitando levemente la marcha ridícula y solemne de un militar. Espera, mirándose los zapatos.- Doncs fes-li entendre que ha de deixar de mossegar als altres gossos… i jo què collons vols que hi foti! Aquest animal necessita més espai, un lloc obert on esbravar-se. En fi, Alícia, ara no és el moment. Ja en parlarem quan arribi a casa. Un petó.- Cuelga.- Ya sabes Nick, cosas que pasan.

– Ostia Harford, ¿cuándo perdiste el control? Lo tuyo es el vicio. Primero el tabaco, luego la medicina y ahora el matrimonio.

– Nada, nada. Me casé  hace seis meses, y mira como estamos.- Se ríen los dos.- ¿I tú, qué?

– Lo que te decía: pensé que lo de la literatura funcionaría después del chasco de Medicina, pero no resultó. Me fui a vivir a Madrid, y probé con varios empleos antes de dar en el clavo.- Nick improvisa una breve pausa dramática, un espejismo que rompe enseguida.- ¡Y, nada, ahora me dedico a la jardineria!– Lo exclama en un extraño acento catalán, radiante y cínico, como si se sacara un peso de encima.

Gabriel Ventura Cuenca

Anuncis

One response to “For old times’ sake

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s